viernes, 9 de agosto de 2013

Gündogan, el talento por definición

(FOTO: www.futbolprimera.es)

Cuando en el verano de 2011 el Borussia Dortmund anunciaba la contratación de Ilkay Gündogan para su mediocampo con el objetivo de sustituir a Nuri Sahin, vendido al Real Madrid, pocos podían sospechar que el Dortmund saldría ganando con el cambio. Se iba el mejor jugador de la Bundesliga, que acababa de llevar a su equipo al título liguero tras ocho temporadas sin conseguirlo, y llegaba un jovencito procedente del FC Nürnberg que llevaba apenas dos años jugando al máximo nivel. 
Este chico de origen turco, sus padres son de ese país, pero con pasaporte alemán ya que nació en Gelsenkirchen, ciudad alemana muy cercana a Dortmund, no tuvo un comienzo fácil en Dortmund. A su llegada tuvo que lidiar con la sombra de Sahin. Una pesada carga que acabó por hacer mella en un futbolista poco acostumbrado a tanto foco de atención. El propio jugador reconoce que aquellos comienzos fueron muy duros para él. 
Sin embargo, Jürgen Klopp le entendió, tuvo paciencia y le concedió el espacio y el tiempo necesario para que Ilkay desarrollara todo su talento. Consciente del tipo de jugador que tenía ante sí, Klopp le alineó contadas veces de inicio en el primer tramo de la temporada 2011/2012 pero le fue dando, poco a poco, los minutos que necesitaba. Para después de navidades, el Dortmund ya tenía el mediocentro que necesitaba.
En el transcurso de la temporada se produjo su explosión definitiva. Formando pareja habitualmente con Kehl en la medular, el jugador germano demostró que lo que se esperaba de él no era una quimera y fue parte protagonista del Dortmund campeón de Bundesliga y DFB Pokal. Especialmente destacable fue su semifinal de Copa ante el Greuther Fürth donde dio una exhibición de juego y anotó el tanto de la victoria para su equipo. Todo ello, le valió una plaza en la lista de Joachim Löw para la Euro 2012 pero no tuvo la oportunidad de debutar en el torneo. 
Para la temporada pasada (2012/2013), Gündogan ya era indiscutible en el mediocampo del Dortmund. Su juego continuó progresando hasta convertirse en uno de los mejores mediocentros de Alemania. Fue decisivo en el buen hacer del equipo en la Champions, donde alcanzó la final del torneo y, aunque finalmente no pudo levantar ningún título, su nombre ya figura en las agendas de los mejores clubes europeos. 
¿Pero cómo es Ilkay Gündogan en el terreno de juego? Estamos ante un mediocentro de talento puro, quizás el de más talento natural, junto a Reus, de toda la plantilla del Borussia Dortmund tras la marcha de Götze al Bayern. Es un centrocampista con gran visión de juego, capacidad para crear y buena llegada al área, lo que le permite anotar un buen número de goles cada temporada. Klopp lo ha utilizado casi siempre junto a un mediocentro de carácter más defensivo y trabajador permitiendo al “8” mayor libertad creativa. 
Y aunque ya en la pasada Supercopa alemana, donde fue el mejor del partido en una segunda parte para enmarcar, Klopp lo utilizó como enganche por detrás de Lewandowski y, probablemente, repita en el estreno liguero este sábado ante el Augsburg debido a la baja del recién fichado Mkhitaryan, su mejor posición es más atrás, donde interviene con mayor asiduidad en el juego de construcción del equipo, algo vital para los suyos. Técnicamente es un jugador envidiable, lleno de recursos, y esa visión de juego de la que hablábamos le permite ser uno de los mejores asistentes del campeonato. Lo que era su punto flaco, su irregularidad, ha mejorado notablemente con los años y los partidos y ahora resulta difícil encontrar un encuentro donde haya pasado prácticamente desapercibido. 
Estamos pues, ante uno de los mediocentros más cotizados del panorama mundial. Una perla que Klopp ha sabido pulir, como tantas otras, y que ahora mismo disfrutan en Dortmund, donde ha renovado contrato recientemente a pesar de los cantos de sirena que llegan desde otros grandes clubes. No sabemos dónde está su techo, pero no cabe duda que será una de las grandes estrellas de la próxima Bundesliga que arranca este fin de semana. Indispensable para su equipo y haciéndose hueco ya en la selección, Gündogan representa mejor que nadie ese presente y futuro talentoso del fútbol alemán.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada