lunes, 19 de agosto de 2013

El Olympique de Lyon: un rival incómodo

(FOTO: es.uefa.com)

Este martes llega la previa de la Champions, antesala de la fase grupos lo que ya es considerada por el gran público como la verdadera competición. Pero antes de eso, tenemos diez eliminatorias apasionantes que confirmaran a los elegidos para formar parte de la máxima competición continental.     
Una de ellas es, precisamente, la que enfrentará al Olympique de Lyon, tercer clasificado de la Ligue 1 francesa la pasada temporada, y a la Real Sociedad, cuarto clasificado de la Liga BBVA española. Un duelo, a priori, muy igualado entre dos buenos equipos que, a pesar de las bajas sufridas en verano, han sabido construir con gran solvencia un equipo de garantías suficientes para alcanzar la gloria de disputar la Champions League. 
Pero conozcamos algo más al Olympique de Lyon. Un conjunto mucho más acostumbrado que los vascos a disputar esta competición. No obstante, el Lyon la ha disputado hasta en once ocasiones, por cuatro de la Real, siendo casi todas ellas de forma consecutiva y con el mayor logro de alcanzar las semifinales en una ocasión (temporada 2009/2010). 
En nuestro país, es un equipo muy conocido por los recientes duelos contra el Madrid en la Champions, al que apeó de la competición hasta en dos ocasiones recientemente, pero el actual Lyon dista mucho de parecerse al de entonces. Para comprobarlo, no hay más que echar un vistazo al palmarés liguero, título que no logra desde 2008. Desde entonces, muchos han sido los jugadores que han abandonado la disciplina del conjunto presidido por Jean-Michel Aulas.
En la actualidad, es un equipo que lucha por recuperar el terreno perdido en su país con una nueva generación de futbolistas jóvenes que apuntan muy alto. De hecho, el equipo ha arrancado la Liga doméstica esta campaña de forma inmejorable. Líder con 6 puntos sobre 6 posibles y con un bagaje de 7 goles a favor y 1 en contra.
Resultados aparte, la sensación en el juego de este Lyon 2013/2014 es bastante positiva. Bastante seguro atrás, a pesar de ser quizás su punto más flaco, con un mediocampo trabajador y mucho talento a partir de tres cuartos en adelante.  
Ante la Real Sociedad no se esperan grandes novedades en el equipo. En defensa, casi toda seguridad, Remi Garde apostará por Anthony Lopes en portería, Fofana y Bisevac como pareja de centrales y Miguel Lopes y Henri Bedimo en los laterales. Ahí, poca novedad con respecto a lo que venimos viendo habitualmente. Los posibles cambios vienen en la medular, donde Garde ha utilizado dos parejas distintas de mediocentros en los dos partidos ligueros que ha disputado hasta la fecha. Ante el Niza, apostó por Mvuemba y Ferri, mientras que ante el Sochaux fueron el veterano Malbranque y Gonalons. Veremos que pareja termina eligiendo, aunque dependerá probablemente de si la apuesta es por la juventud o por una mayor experiencia. 
Donde tampoco hay dudas es en el ataque. Ahí es donde reside el mayor peligro y el mayor talento del equipo. A pesar de ventas importantes como la de Lisandro, el Olympique ha sabido conjuntar en esa zona un póker sensacional de futbolistas que reúnen calidad, gol, juventud y hambre.
El primero de ellos es un viejo conocido como Yoann Gourcuff. Una de esas promesas eternas del fútbol francés que nunca terminó de explotar como se esperaba pero que sigue siendo un jugador capaz de grandes cosas. El balón parado en el equipo es cosa suya. 
El segundo en liza es Clément Grenier, probablemente el futbolista de mayor talento del equipo con tan solo 22 primaveras. Es el encargado de poner la fantasía y dar el último pase. Su última exhibición ante el Sochaux así lo corrobora. Llega, pues, muy en forma a la cita continental y es el hombre a tapar por el mediocampo de la Real Sociedad. 
El tercero es Alexandre Lacazette, máximo artillero del conjunto galo. Con 22 años también, sus cifras goleadoras nunca han sido demasiado elevadas pero esta temporada ha arrancado con tres goles en dos partidos de Liga. Además, es un jugador muy veloz. Así pues, la gran amenaza de cara a portería.
Y por último, el punta es Yassine Benzia. Este joven de apenas 18 años ha conquistado a su entrenador y promete ser la gran figura atacante del equipo en los próximos años. Su Europeo Sub19 de este verano fue, simplemente, impresionante y sus movimientos junto con su capacidad anotadora le definen como uno de los grandes talentos emergentes del continente. 
Un equipo íncomodo, por tanto, que a buen seguro dará mucha guerra a los donostiarras. En Gerland son un conjunto bastante difícil de superar, como incluso comprobó el Real Madrid este verano en un amistoso, así que todo lo que sea traer un resultado óptimo será muy positivo para el equipo vasco. A partir de ahí, Anoeta debe resolver. Si la Real Sociedad es capaz de mantener el nivel de la pasada campaña e, incluso, del primer partido de Liga debería pasar la eliminatoria. Pero sin olvidar que enfrente hay un equipo con cierta experiencia en la competición y con grandes dosis de talento. Un pequeño hueso en el camino hacia el sueño de esta Real Sociedad…

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada